la velada en benicarló

La velada en Benicarló es considerada el testamento político del que fuera presidente de la República Española, Manuel Azaña.

La velada en Benicarló fue escrita en Barcelona entre abril y mayo de 1937 en plena contienda civil. A través de varios personajes que coinciden en un pequeño albergue de carretera de Benicarló, se establece un diálogo en el que se representan las corrientes de opinión mayoritarias de la España República.

El Parador de Benicarló tiene tras de sí una larga historia. En 1928 el Rey Alfonso XIII inauguró el Parador de Gredos, primer establecimiento de lo que sería la red de Paradores de Turismo de España. Sólo un año después, en 1929, y gracias a la gestión directa de D. Juan Pérez-Sanmillán -Marqués de Benicarló-, el Patronato Nacional de Turismo aprobó la iniciación del proceso necesario para la futura construcción de un albergue de carretera en nuestra ciudad. El Albergue de Benicarló estuvo completamente finalizado a finales de verano de 1933 y, aunque su apertura estaba prevista para el mes de octubre de aquel mismo año, no fue hasta junio de 1934, exactamente el 24 de Junio -Festividad de San Juan-, cuando se celebró su inauguración siendo alcalde de la localidad Federico Castellano Sancho, del Partido Radical Socialista. Huésped habitual del Albergue fue el presidente de la II República D. Manuel Azaña y en él ubicó su obra de prestigio y reconocimiento mundial La velada en Benicarló.

Enclavado a medio camino entre Barcelona y Valencia, el albergue benicarlando fue estratégico punto de encuentro de relevantes reuniones mantenidas durante la Guerra Civil, como la del 3 de mayo de 1937 entre el presidente de la Generalitat de Catalunya, Lluís Companys, y el primer ministro del Gobierno de la República, Largo Caballero. El 3 de julio de 1937 pararon a comer los escritores que se dirigían al II Congreso de Escritores Antifascistas que se celebraba en Valencia. Destacó la presencia de los celebérrimos André Malraux, André Gide, Ilha Ehrenburg, Octavio Paz y Pablo Neruda. En abril de 1938, de camino a Barcelona, ciudad desde la que en enero de 1939 partiría hacia el exilio, pernoctó en el Albergue el poeta Antonio Machado.

0 comentarios:

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal